Pieke Bergmans desarrolla las "primeras" luces de neón asimétricas

Design Week alemana 2015: la diseñadora de Ámsterdam Pieke Bergmans utilizó la tradicional técnica de soplado de vidrio para formar estas lámparas de neón con tubos de forma irregular

Pieke Bergmans crea las Pieke Bergmans crea las Pieke Bergmans crea las Pieke Bergmans crea las Pieke Bergmans crea las Pieke Bergmans crea las Pieke Bergmans crea las

Bergmans se dio cuenta de que el neón estaba siempre revestido por tubos con una medida de diámetro consistente, entonces comenzó a crear recipientes orgánicamente modelados para ver cómo era afectada la luz cuando se dispersaba extensamente. "El proyecto comenzó cuando me pregunté por qué el neón se hace siempre dentro de un tubo regular", dijo Bergman. "Consulté con varios expertos que han trabajado con neón por años, y ninguno de ellos tuvo una respuesta."

"Nadie hizo esto antes" continuó. "Este material ha estado aquí por tanto tiempo y nadie se ha hecho esta pregunta en alguna oportunidad." Como parte de los primeros experimentos, Bergmans sopló una larga burbuja en la mitad de un tubo de neón regular. La diseñadora notó que mientras la luz se mantenía intensa y brillante en el cilindro, se volvía invisible en el área esférica.

"Era muy extraño, ya que inicialmente pensaba que al ser gas se iluminaría por completo, incluso cuando se tratara de un recipiente más amplio" dijo Bergman. "Pero de alguna manera cuanto más amplio es, se vuelve más esfumado y desaparece." La variedad, titulada Phenomeneon, está fabricada como una lámpara con forma de globo y un conjunto de estructuras con líneas onduladas que emiten de manera similar una inconsistente cantidad de luz. 

La luz de neón fue inventada por el ingeniero francés George Claude en 1910 para explotar el gas que era producido como un derivado de su negocio de licuación de aire. En 1923, Claude introdujo las señales de gas de neón a los Estados Unidos, y su método ha sido utilizado para publicidades de exterior desde entonces. La iluminación ocurre cuando se aplica voltaje a los electrodos que sellan cada final del tubo. Luego esto ioniza el gas y lo hace emitir una luz coloreada. El color que desprende depende del gas dentro del tubo; el neón da por resultado naranja, el hidrógeno se vuelve rojo, el helio parece amarillo, el dióxido de carbono se torna blanco, y el mercurio es azul.

La intención de Bergmans era crear lámparas con un "efecto misterioso" comparado al típico uso de neón en letras y firmas. "La luz de neón fue diseñada para letras, ya que querían que se vieran brillantes y de manera clara. Pero yo no busco ese tipo de cosas, yo busco más misterio u otros efectos" dijo. La diseñadora ha traído variedades de conceptos para soluciones inusuales en iluminación, y previamente desarrolló una técnica similar al soplado de vidrio para crear instalaciones de luz plásticas exhibidas en la Design Week alemana en 2013.

La pionera también trabajó con Studio Job para crear una colección de objetos de bronce pulido con lámparas de vidrio soplado que sobresalían de ellos para la galería italiana Dilmos.

 

Formá parte de nuestra comunidad

Seguinos en nuestras redes sociales y descubrí todas las novedades que iluminacion.net tiene para vos.