Colores ideales para tu espacio

En esta nota te enseñamos cómo elegir el color adecuado para tus espacios y aprender a combinarlos.

Ambiente amarillo Ambiente morado Ambiente azul

Los colores no sólo combinan, decoran e iluminan los espacios, sino que éstos también afectan las emociones de quienes los perciben. Cada color representa algo diferente y al incorporarlo a tu hogar le puede dar un significado especial a cada habitación. El color de un espacio tendrá una fuerte reacción en el estado de ánimo de la persona, incluso puede afectar la concentración o alimentación. Es por esto que hay que tener el significado de cada color muy en cuenta al momento de decorar nuestro hogar.

Empecemos por el amarillo. El mismo representa el sol, y se le atribuye a la vitalidad, intelecto y longevidad. Es un color sumamente alegre, positivo y energético y es usualmente utilizado en comedores y cocinas. Entre otras cosas ayuda a mejorar la concentración y la velocidad del metabolismo.

Por otro lado, tenemos el azul: este color se asocia con la tranquilidad, confianza e introspección. Al contrario del amarillo, el azul suprime el apetito -como habremos de notar, los locales de comida y/o restaurantes no suelen utilizarlo- pero estimula el pensamiento. También ayuda a la relajación tanto mental como física. Es un color que se recomienda para oficinas y habitaciones. También es muy utilizado es sanatorios o salas médicas, para aportar el grado de tranquilidad que los pacientes necesitan,

El verde es crecimiento, armonía, paz y naturaleza. Es común ver este color en consultorios y hospitales pues está relacionado con la salud. Dependiendo de su intensidad puede provocar efectos diferentes: los verdes brillantes mejoran la visión y son refrescantes, los verdes suaves evocan a la naturaleza y producen sensación de calma. Este color es ideal para recámaras, tanto infantiles como para adultos.

Un color muy utilizado para los ambientes es el color morado, el cual está más relacionado con lo espiritual, la meditación y la monarquía. Es sus tonalidades más suaves, como la lavanda, tiene un efecto calmante, lo podrás utilizar con confianza en habitaciones, pero con moderación en salas de estar.

Entre los colores más fuertes, podemos hablar del naranja. Es un color optimista, perfecto para dar bienvenida en entradas y pasillos, también estimula la conversación e intercambio de ideas. Luce perfecto cuando se aplica en una sola pared acompañada de un esquema de colores neutros.

Dentro de este grupo de colores, también tenemos al rojo. El rojo puro no es recomendado para grandes espacios en el hogar, pero un color terracota o coral lucirá increíbles. El rojo es un color con mucha vida y definitivamente llena da energía las habitaciones. Puede ser utilizado para detalles o espacios más anecdóticos.

Por último, mencionaremos al color rosa, el cual está muy relacionado con la feminidad y es a la vez un color acogedor y reconfortante. Puede provocar calma en la habitación en el que esté ubicado. Puedes sorprender utilizándolo en baños y cocinas.

¡Ahora ya sabes qué color darle a cada habitación! ¿Con cuál vas a empezar?

Formá parte de nuestra comunidad

Seguinos en nuestras redes sociales y descubrí todas las novedades que iluminacion.net tiene para vos.