Hablemos de... Las luminarias para interiores - Parte V

EL CONTROL DE LA LUZ

El control del deslumbramiento

Los Difusores: La Transmisión de la Luz
Los materiales transparentes como el cristal, el vidrio o el acrílico permiten la transmisión de la luz con cambios poco apreciables en su dirección. Esto no significa que el 100% de la luz es transmitida.

Si un rayo incide normal a la superficie de un vidrio claro, el 80% al 90% lo atravesará normalmente. Entre el 8% a 10% será reflejado y el resto absorbido.

La cantidad de luz absorbida dependerá del ángulo de incidencia.

Diversos tipo de transmisión:

-Transmisión directa:
La transmisión directa se produce en materiales transparentes tales como el vidrio, el cual absorbe una cantidad mínima de luz.

-Transmisión mixta:
La transmisión mixta ocurre con materiales translucidos, donde la luz emerge en un ángulo más abierto que el de incidencia. La dirección del haz en general se mantiene igual y la fuente de luz es perceptible.

-Transmisión difusa:
La transmisión difusa a través de materiales como el vidrio opalino o el acrílico lechoso disemina la luz en todas direcciones y obscurecen la imágen de la fuente de luz. Los difusores generalmente transmiten del 40% al 60% de la luz incidente.

Los difusores: El Acrílico Lechoso
Se trata de uno de los difusores más populares. Consta de una lámina plana o moldeada de acrílico blanco. Se obtiene en variadas densidades, pero aún los menos opacos absorben entre el 50% y el 60% de la luz incidente. Producen una luz difusa blanda y envolvente.

El control del deslumbramiento es solo relativo. No es suficiente para puestos con pantallas de video.

Las Lente
Así denominados por su capacidad de interceptar la luz y redirigirla de una manera más o menos efectiva. Son placas de acrílico o vidrio translúcido generalmente con una textura de pequeños prismas, conocidos como "punta de diamante". Su control del deslumbramiento es algo mejor que el acrílico liso y absorbe menos luz que este último.

Los Louvers
Se trata de unos aditamentos que forman parte de la luminaria y que están ubicados normalmente en la parte inferior de la misma. Pueden ser de chapa de acero esmaltada color blanco, plástico, acrílico moldeado y anodizado o aluminio en sus versiones pulido brillante o semi-mate.
Tienen por misión ocultar las lámparas de la visión normal y redirigir con más precisión los haces de luz. Existe una gama importante de tipos y modelos.

Tipo de Casetones

Este tipo de louvers es muy popular en la iluminación de oficinas. Generalmente presentan un canal longitudinal por cada tubo y luego lamelas transversales equidistantes entre sí entre 5 y 7 cm. Se los puede encontrar blancos, de aluminio extruido o plástico. En general producen una distribución luminosa bastante concentrada.

El Doble Parabólico
Es un louver mucho más elaborado, construído generalmente con aluminio pulido y anodizado de muy alto poder reflectante. De forma bastante similar al de casetones, difiere de estos en que tanto los largueros como las lamelas transversales tienen un perfil curvo parabólico destinado a redirigir con gran presición los haces de luz. Es el indicado para los puestos con pantallas de video.

El Doble Parabólico (CDL)

La curva de distribución luminosa (CDL) de los louvers doble parabólicos difiere sustancialmente de los otros de casetones. Mientras que en estos las curvas son muy semejantes en ambos planos, en el parabólico la curva del plano transversal a la luminaria es mucho más ancha y con forma de ala de murciélago. En USA se la conoce como "Batwing".


Carlos Laszlo

Luminotécnico con más de 40 años de experiencia en la iluminación arquitectóninca
Titular de “Carlos Laszlo Lighting Design & Asoc.”
Consultora Luminotécnica

www.Laszlo.com.ar

Formá parte de nuestra comunidad

Seguinos en nuestras redes sociales y descubrí todas las novedades que iluminacion.net tiene para vos.