Philips refuerza su negocio de iluminación

La holandesa Indal formalizó la venta del 100% de la compañía a su hasta ahora rival Philips por una cantidad de dinero que no fue desvelada.

Philips refuerza su negocio de iluminación

La empresa responsable de la iluminación de los jardines del Museo del Louvre, en París, de la autopista que une Hong Kong y Shenzhen, en China y de toda la ciudad de Birmingham, además de los monumentos vallisoletanos, transmitió ayer que la venta se produce tras años de «excelente relación y sana competitividad» entre ambas compañías, lo que facilitará que la integración «resulte sencilla, ya que ambas marcas comparten la misma visión». En una entrevista del año pasado Sebastián Arias, presidente de Indal, se enorgullecía de la manera en que Indal competía «de tú a tú con la holandesa Philips y la belga Schreder, a las que gana en ocasiones en flexibilidad y a las que supera en eficiencia», según sus palabras.

Ayer, el director de Comunicación, Ignacio Bruyel, enfatizó lo «positivo» de una noticia que «pone de manifiesto lo consolidada que está la marca Indal y lo exitosos que son sus productos». Según sus palabras, la operación «garantiza el futuro de Indal ante los retos del sector». La intención de Philips es «integrar de la forma más satisfactoria la estructura del grupo Indal» y que continúe «el buen trabajo hecho hasta ahora por la dirección de la marca vallisoletana». «La prioridad ahora -continuó- es conseguir el mejor resultado conjunto en cuanto a ventas y rentabilidad, familiarizando a los empleados de Indal con Philips». El portavoz de Indal consideró prematuro conjeturar sobre si Industrias Derivadas del Aluminio (Indal) conservará su nombre dentro del conglomerado de Philips.

El director general de Luminarias Profesionales en Philips Alumbrado, Marc de Jong, señaló que «la adquisición acelerará el crecimiento de Philips en soluciones de alumbrado profesional y supondrá una plataforma para fortalecer la posición de la compañía en el mercado europeo».


Seis décadas de historia
Para garantizarse el éxito de la operación, la familia Arias compró hace quince días el 5% de la compañía que era propiedad de la francesa Fimar, la antigua dueña de 3e, empresa de iluminación que Indal compró en 2002. La salida de Fimar dejó el 75% del accionariado en manos de la segunda generación de propietarios, ya que a finales del año pasado Caja de Burgos se desprendió de su 13% de acciones, tras permanecer como socio ocho años. En la actualidad, junto a los Arias solo quedaban el 25% en poder de Caja España-Duero y un reducido porcentaje de pequeños accionistas.
Fundada en 1950 por los hermanos Héctor y Leopoldo Arias San Vicente en el barrio de las Delicias, Indal es 61 años después uno de los grupos líderes en Europa en el sector de la fabricación de luminarias.


Fuentes del comité de empresa de Indal manifestaron ayer que la dirección les ha transmitido «tranquilidad» en el sentido de que «las intenciones son que la planta siga funcionando con normalidad, sin ningún peligro». La plantilla se ha tomado la noticia con «calma expectante» y «algo de incertidumbre, pero en ningún caso alarma», señalaron.
La compañía vallisoletana presenta un balance privilegiado tras elevar el año pasado el l 9% los recursos propios, hasta los 79 millones, y reducir el 29% su deuda financiera, que a finales del pasado año se situaba en 26,7 millones.


Consumo y obra pública
Indal mitigó el retroceso experimentado en España por la buena marcha de su negocio internacional, que supone tres cuartas partes de sus ingresos. El holding industrial está conformado por 16 empresas con presencia en una docena de países, así como nueve fábricas.


Mientras, Philips rebajó hace unos días su previsión de beneficios debido a que «la demanda de luminarias, así como la de electrónica de consumo, evolucionan a la baja». Para enfrentarse a ello, incidió en la necesidad de «profundizar» en los recortes de gastos. «El mercado sufre las consecuencias de las medidas de austeridad en la obra pública puestas en marcha por los gobiernos de casi toda Europa y por el frenazo que ha sufrido la construcción en los mercados más maduros», señalaron.
El descenso en las ventas llevó a Philips a pronosticar un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de su filial de iluminación de 85 millones de euros en el segundo trimestre de 2011, frente a los 210 millones de 2010. La compra de Indal permitirá a Philips incrementar sus ventas en iluminación al menos el 7,5%.

Formá parte de nuestra comunidad

Seguinos en nuestras redes sociales y descubrí todas las novedades que iluminacion.net tiene para vos.