Mejoran la iluminación de Los Ángeles

Un complejo plan permitirá cambiar el tipo de alumbrado eléctrico en la mayor parte de la metrópoli

El Ayuntamiento de Los Ángeles ha puesto en marcha un vasto plan para cambiar el tipo de alumbrado eléctrico en la mayor parte de la metrópoli. La tecnología que está siendo desfasada utiliza vapor de sodio a alta presión, que será remplazada con lámparas LED (diodo emisor de luz), que utilizan menos electricidad y tienen más larga duración.

El plan es instalar 140 mil lámparas de este tipo, y desde que el programa empezó hace dos años ya hay 50 mil en su lugar. El costo asciende a los 57 millones de dólares.

Según Orlando Nova, ingeniero principal del Programa de Alumbrado Público Eficiente LED del Departamento de Obras Públicas de la Alcaldía, se trata del programa de conversión lumínica más grande del mundo.

La tecnología LED, según él, permite ahorrar entre 40% y 60% de los costes de energía, y las nuevas lámparas durán casi el doble de las actuales: si estas deben ser reemplazadas cada cuatro o cinco años, la vida de las primeras se extiende hasta los diez o 12.

"Estas nuevas luces son prácticamente instantáneas: las de sodio tomaban entre cinco o diez minutos para alcanzar su máximo brillo", dijo Nova.

Pero hay otra diferencia fundamental. La vieja tecnología produce una luz amarillenta, de fuertes contrastes. En cambio, las lámparas LED, según su descripción, dan una luz blanca, similar a la de la luna llena.

El cambio del alumbrado eléctrico en la ciudad angelina sigue una secuencia que empezó con el gas y fue seguido por las luces incandescentes, las de mercurio y las de vapor de sodio.

Lámparas LED han sido instaladas en varias áreas de Los Ángeles, desde el puerto hasta el valle de San Fernando, pasando por Boyle Heights y Venice. La mayor concentración se encuentra en el valle. No todas las lámparas de la ciudad serán cambiadas. Las que son consideradas históricas u ornamentales, o que se encuentran ubicadas en distritos cuyo carácter se quiere preservar, seguirán dando su añejo brillo, al menos por un tiempo.

Nova explico que la operación va de acuerdo al calendario, y que el cambio de tecnología quedará consumado en tres años. Toma aproximadamente 20 minutos cambiar cada lámpara. "Todo el proyecto está siendo llevado a cabo por empleados de la ciudad. No hay contratistas". El progama tiene el apoyo -en materia investigativa — de la Iniciativa Clinton para el Clima. Otras ciudades del mundo han seguido con interés la modernización del alumbrado eléctrico en Los Angeles. San José, Pittsburgh y Nueva York también están adoptando el sistema LED. Aunque el cambio de alumbrado aun está en marcha, el nuevo perfil lumínico de Los Ángeles ya puede ser percibido.

El Departamento de Obras Públicas ya cuenta con algunas observaciones que dan cuenta del cambio en el aura de la metrópoli.

"El cambio es impresionante", dijo Nova a partir de observaciones hechas por miembros del programa. La contaminación lúminica en la atmósfera, se ha reducido casi en un 50%.

"Antes el reflejo era exagerado, se miraba desde una gran distancia. Hoy hemos notado en las zonas donde han ocurrido los cambios que el reflejo es mucho más suave. Cuando el proyecto esté terminado me imaginó que veremos un cambio grandísimo".

Formá parte de nuestra comunidad

Seguinos en nuestras redes sociales y descubrí todas las novedades que iluminacion.net tiene para vos.