Centro Cultural Niemeyer

El arquitecto brasileño Oscar Niemeyer realizó un proyecto cuyo objetivo es convertirse en punto de referencia internacional en la producción de contenidos culturales, dedicado a la formación, la cultura y la paz.

Centro Cultural Niemeyer Centro Cultural Niemeyer Centro Cultural Niemeyer

El complejo cultural está compuesto por cinco espacios independientes y al mismo tiempo complementarios: el Auditorio, la Cúpula, la Torre Mirador hacia la ría y la ciudad, el Edificio Polivalente y la Plaza Abierta.

 


El auditorio, con sus 26 m2, es el edificio más alto del Centro Niemeyer y el que más dificultad supuso a la hora de ser construido por la complejidad de sus formas. Una de las características es la “gran ventana”, el portón del escenario. Es el elemento más singular del edificio y ofrece la posibilidad de abrirse a la Plaza y de trasladar el espectáculo al aire libre, ampliando el escenario hacia fuera para que millones de personas puedan disfrutar de él. Para realizar la iluminación se instalaron faros encastrables Optica con lámparas fluorescentes compactas y dímer combinados con líneas luminosas integradas en los techos acústicos para lograr crear la atmósfera más adecuada al carácter de la manifestación celebrada.

La “Cúpula” encierra un espacio expositivo de 2000 m2. Se trata de una semiesfera ejecutada en hormigón proyectado, en cuyo interior destaca una lámpara diseñada por el propio arquitecto. Para realizar esta lámpara se utilizaron lámparas encastrables Pixel junto con aparatos indirectos integrados para iluminar el volumen en dos niveles, caracterizado por la escalera helicoidal de gran valor plástico, y con la luz perimetral de ambiente de todo el espacio. En la zona expositiva del nivel inferior, la instalación de guías y el uso de proyectores Tecnica con varios accesorios permiten adaptar la dirección luminosa a las necesidades de cada exposición. 


La Torre, de 20 m de altura, es el mirador del centro y el espacio dedicado a la gastronomía como una forma más de cultura equiparable al cine, la literatura o la pintura. Se distinguen dos espacios: el restaurante y la coctelería. En ambos encontramos una disposición radial de lámparas de suspensión Action que proporcionan luz general con lámparas fluorescentes y luces de acento con lámparas halógenas para crear, con el uso de un sistema de gestión, la escena más adecuada para un restaurante con iluminación general o un área de relax con iluminación más íntima.

Oscar Niemeyer proyectó la Plaza con vocación de apertura social. Los característicos acabados blancos de la arquitectura de Niemeyer encuentran el contrapunto perfecto en las soluciones luminotécnicas con lámparas de halogenuros metálicos y lámparas fluorescentes o tecnología LED con temperatura de color neutra cuando es necesario. De este modo, la luz dirigida hacia los volúmenes se complementa con los acentos del pavimento y los grupos de proyectores Maxiwoody permiten obtener una luz de impacto que anima y da dinamismo a la plaza.

Los pilares que sostienen la pasarela que une el Auditorio y la Cúpula están delineados lateralmente por fuentes luminosas Linealuce, mientras que los faros encastrables de pavimento con tecnología LED envuelven con una luz difusa la parte inferior del tambor del mirador.

Formá parte de nuestra comunidad

Seguinos en nuestras redes sociales y descubrí todas las novedades que iluminacion.net tiene para vos.