Visita a una bodega mendocina, una experiencia única

Visita a una bodega mendocina, una experiencia única | Iluminación.net Visita a una bodega mendocina, una experiencia única | Iluminación.net Visita a una bodega mendocina, una experiencia única | Iluminación.net Visita a una bodega mendocina, una experiencia única | Iluminación.net Visita a una bodega mendocina, una experiencia única | Iluminación.net

La Bodega Zuccardi, cuyo diseño estuvo a cargo de los arquitectos Tom Hughes + Fernando Raganato + Eugenia Mora, ofrece una visita con vinos de alta gama, estilo arquitectónico y una vista al paisaje cordillerano magnífica.

La Bodega Zuccardi, ubicada en el Valle de Uco, es un espacio destacado por el diseño en el turismo etnológico. Las condiciones del paisaje natural a 130 km de la ciudad capital de Mendoza, el Pasaje Altamira está sembrado de espacios vinícolas que destinan la producción de exquisitos viñedos regados con el río Tunuyán a vinos de alta gama. 

Con el aval de premios y reconocimiento de todo el mundo, al pie de la cordillera se erige el edificio de Bodega Zuccardi, una parada turística que ofrece desde la degustación de bebidas hasta el desarrollo hotelero y gastronómico. En armonía con el paisaje, la construcción sigue las dos pautas principales: la importancia de la agronomía y los criterios más exigentes de la enología. Por otro lado, el diseño fue pensado para crear un efecto atractivo donde los turistas puedan disfrutar del paisaje y de la bodega al mismo tiempo.

De esta manera, la majestuosidad de la Cordillera de Los Andes se fusiona como un elemento esencial de la Bodega Zuccardi Valle de Uco, que tiene como objetivo homenajear el ambiente de la montaña con su equilibrio visual y funcional. El sistema de la bodega se divide en niveles articulados por una matriz central. El piso inferior funciona como espacio de almacenamiento, en planta baja se realiza la producción, y en el piso superior se ubica el laboratorio y el área administrativa.