Solaris, estilo y diseño en una zona exclusiva de Manhattan

Solaris, estilo y diseño en una zona exclusiva de Manhattan | Iluminación.net Solaris, estilo y diseño en una zona exclusiva de Manhattan | Iluminación.net Solaris, estilo y diseño en una zona exclusiva de Manhattan | Iluminación.net

Una destacada firma de diseño realizó una obra exclusiva para la entrada de un sofisticado local de indumentaria.

En la zona de élite de la avenida Madison en Upper East Side de Manhattan, una instalación luminosa brillante y dinámica titulada Solaris sirve como la puerta de entrada a un nuevo local de Moncler. La idea, según Patrick Gilles, de la firma francesa de diseño de interiores Gilles & Boissier, era crear un espectáculo que atrajera a los transeúntes "como un pulmón". Trabajando con el estudio Bardula Studio con sede en París, su visión cobró vida. 

Bardula, un seudónimo de un artista belga, colabora con su esposo arquitecto para producir lo que ellos llaman "geometrías abstractas", obras de arte dinámicas realizadas principalmente en metal, espejos y LEDs. Gilles había trabajado con el estudio en 2015 para crear una serie de esculturas volumétricas infundidas de luz para el hotel Baccarat de Nueva York, por lo que sabía que la pareja sería la adecuada para el proyecto Moncler. 

La pieza también tuvo que proporcionar un contraste contemporáneo con la decoración oscura, clásica, incluyendo sus pisos y paredes de mármol italiano, accesorios de metal color óxido bronceado y paneles de madera. 

Las aletas, que fueron cortadas con una máquina de chorro de agua del CNC en Francia e instaladas en el sitio, serían de oro, pero el uso de oro estaba fuera del presupuesto y resultaba muy pesado. El latón tendría limitaciones similares, así que los artistas utilizaron aluminio teñido de dorado. El proceso electroquímico, que se hizo a mano, también presta una sensación artesanal a las aletas, dando a cada pieza una tonalidad ligeramente diferente y que enriquece el efecto general del brillo del trabajo. 

Para simular el magnetismo pulsante del sol, los aparatos LED se colocaron detrás de cada una de las cuchillas (hay 24 en cada lado), y se controlan para cambiar la temperatura de color cada seis segundos. La luz blanca forma un efecto de degradado en la estructura.  

Como resultado, "Solaris" ofrece una experiencia espacial hipnótica que lo introduce en el interior de Gilles & Boissier. Se abre a la derecha del pasillo principal, en una serie de habitaciones suntuosas e interconectadas donde se exhiben los productos. La entrada resplandeciente también enmarca un busto monumental del escultor Christophe Charbonnel que ancla el extremo lejano del pasaje.