Remodelación de viejas construcciones en un barrio porteño

El centro de exhibiciones Bubble Studios cuenta con una superficie de 5000m2 y está destinado a producciones fotográficas y fílmicas, además de dar lugar a exposiciones artísticas, eventos corporativos, oficinas de publicidad, estudios de arquitectura y agencias de modelos.

Remodelación de viejas construcciones en un barrio porteño Remodelación de viejas construcciones en un barrio porteño Remodelación de viejas construcciones en un barrio porteño Remodelación de viejas construcciones en un barrio porteño Remodelación de viejas construcciones en un barrio porteño Remodelación de viejas construcciones en un barrio porteño Remodelación de viejas construcciones en un barrio porteño Remodelación de viejas construcciones en un barrio porteño Remodelación de viejas construcciones en un barrio porteño Remodelación de viejas construcciones en un barrio porteño Remodelación de viejas construcciones en un barrio porteño Remodelación de viejas construcciones en un barrio porteño

El centro de exhibiciones Bubble Studios cuenta con una superficie de 5000m2  y está destinado a producciones fotográficas y fílmicas, además de dar lugar a exposiciones artísticas, eventos corporativos, oficinas de publicidad, estudios de arquitectura y agencias de modelos.

Antes de existir Bubble Studios, en este lugar había una fábrica de perfumes, un depósito y un taller mecánico de autos. A partir de estas tres construcciones se construyó una nueva obra que integra los tres edificios anteriores, preservando la escala de la arquitectura del barrio y su imagen industrial. El diseño mantiene un diálogo entre la innovación y la construcción anterior que genera nuevos significados sobre la reutilización y la reforma.

La usina cultural recibió su nombre gracias al diseño y a la función del edificio, que procura crear un ambiente aislado del exterior donde se procesa libremente la creatividad y la innovación. Ubicado en Villa Crespo, Bubble Studios busca generar originalidad en un espacio quebrado del ajetreado y acelerado ritmo de vida de Buenos Aires. Este barrio es ideal por su paisaje heterogéneo que combina desde simples casas familiares y edificios hasta negocios y depósitos.

La construcción tiene dos grandes cuerpos, comunicados internamente por un patio interno, que se dividen entre Estudios Fotográficos y Estudios Profesionales. El patio funciona como un articulador de las distintas especialidades que forman parte del complejo, a la vez que constituye el pulmón del edificio.

Bajo las premisas de conservar las estructuras originales y transformarlas, el estudio mantiene un aspecto industrial que se ve reflejado en los colores de los materiales y en las terminaciones. El hormigón se mantuvo expuesto, se optó por el cemento alisado, el ladrillo y el hierro para darle un aspecto rústico que casi no requiere de mantenimiento. De esta manera, el diseño es fuerte a la vez que alcanza la neutralidad suficiente para que se lleven a cabo todas las variadas actividades que comprometen al edificio.

Formá parte de nuestra comunidad

Seguinos en nuestras redes sociales y descubrí todas las novedades que iluminacion.net tiene para vos.