Antiguo centro deportivo totalmente renovado en madera

Antiguo centro deportivo totalmente renovado en madera | Iluminación.net Antiguo centro deportivo totalmente renovado en madera | Iluminación.net Antiguo centro deportivo totalmente renovado en madera | Iluminación.net Antiguo centro deportivo totalmente renovado en madera | Iluminación.net Antiguo centro deportivo totalmente renovado en madera | Iluminación.net Antiguo centro deportivo totalmente renovado en madera | Iluminación.net

Los arquitectos de Foster + Partners llevaron a cabo un nuevo desafío en Suecia y los resultados son únicos.

El nuevo Kulm Eispavillon en St Moritz fue inaugurado como un proyecto que tiene como objetigo restablecer a Kulm Park como el foco social de esta parte  devolviéndola a la comunidad.

El objetivo inicial del proyecto era restaurar el eispavillon de 1905, que fue sede de los Juegos Olímpicos de Invierno de 1928 y 1948. El edificio había sido abandonado durante muchos años, y había caído en un estado deshabitado extremo. El nuevo esquema trae al edificio de nuevo a su estado original con la pista de patinaje sobre hielo como centro principal, y también introduce un restaurante, una pastelería y una terraza para los visitantes y la comunidad local de Engadin. 

Para ampliar la capacidad durante los eventos en el antiguo eispavillon, se ha incorporado un nuevo pabellón polivalente con enlaces a la estructura histórica. Diseñado en el espíritu de un mini-estadio, está programado para ser el foco del calendario anual de eventos deportivos y culturales, incluyendo las ceremonias de medallas como la del Campeonato Mundial de Esquí que se celebró en St Moritz en febrero de 2017, así como festivales de música y exhibiciones de automóviles clásicos.

Situada en el extremo norte del Davos Plaun, que forma una pista de hielo en invierno y un amplio césped para exposiciones al aire libre y eventos en el verano, la nueva extensión es una estructura flexible que proporcionará una plataforma para una amplia variedad de actividades a lo largo del año, desde una terraza a una escenario para conciertos. El diseño del nuevo pabellón continúa la tradición de Engadin en los trabajos de carpintería, con un dosel que se extiende desde el borde de la calle para formar un espacio parcialmente cubierto, protegido de la lluvia y la nieve. El dosel está hecho de listones horizontales de madera que permiten vistas desde el nivel de la calle.

Autor: